Gareth Bale, en el entrenamiento del Real Madrid.

La situación de Gareth Bale sigue sin aclararse, ya que ni el Real Madrid ni el Tottenham terminan de confirmar la cesión del atacante galés al club londinense. Esto se debe a unos problemas físicos de Bale, según Marca, un contratiempo que está retrasando la operación y quien sabe si podría incluso podría llegar a cancelarla.

Bale volvió lesionado de los partidos que disputó con su selección, según el citado medio, y sigue arrastrando unas molestias que explican por qué ha pasado las últimas semanas entrenándose en el gimnasio y al margen de sus compañeros.

El delantero británico, que tiene un largo historial de lesiones, permanecerá un mes de baja hasta que se recupere de estos problemas físicos, unas molestias que el Madrid ya había comunicado a los ‘spurs’ antes de comenzar las negociaciones.