La polémica celebración de João Félix en el segundo gol del Atlético de Madrid ante el Villarreal sigue coleando. El jugador rojiblanco realizó el gesto de mandar callar colocándose el dedo índice en los labios, al tiempo que se mostraba visiblemente enfadado mientras se dirigía al banquillo de su equipo. Algo que muchos interpretaron que iba dirigido al entrenador Diego Pablo Simeone, pero que ahora se ha sabido que era para su compañero y amigo Renan Lodi.

Precisamente Simeone se refirió a lo sucedido tras el partido, diciendo que “se lo voy a preguntar a João en el próximo entrenamiento, y en la conferencia siguiente me preguntarán a mí qué me dijo João y ya veré si se lo cuento”, al tiempo que admitía que le gusta que los jugadores saquen su carácter. «Me encanta el jugador rebelde. Me encanta el jugador que tiene su orgullo, que quiere reaccionar a situaciones… ¿Cuánto hacía que Joao no hacía un gol? Imagino que el gol despierta algo importante en él».