GRAF1763. La Nucía (Alicante).- Los jugadores del lt;HIT gt;Getafe...

Conviene recordar, ahora que todo ha acabado, en qué momento se encontraba la Liga cuando la pesadilla sanitaria llegó a nuestras vidas, allá por el mes de marzo. A grandes rasgos, el Barcelona era el líder, el Real Madrid zozobraba, Real Sociedad y Getafe pugnaban por la Champions, el Atlético temía quedar fuera de ella por primera vez en muchos años y Valencia y Villarreal se desinflaban en su aspiraciones de puestos europeos. Y el Granada, claro, veía ya más que logrado su objetivo de seguir un año más en Primera. Por abajo, eso sí, todo estaba como finalmente ha quedado, con Mallorca, Leganés y Espanyol perdiendo la categoría y el Celta salvado por la campana.

Han transcurrido 11 jornadas entre aquella realidad de fútbol de toda la vida y el que el domingo terminó, sin público todavía en las gradas y con protocolos que siguen generando extrañeza. Y en este ínterin tan raro, ningún equipo ha resultado más afectado que el Getafe de José Bordalás, que acababa de eliminar al Ajax en la Europa League con una solvencia prodigiosa. Desde el retorno de la competición, sin embargo, los azulones han sido el tercer peor equipo de la Liga con 8 puntos en 11 jornadas, sólo por delante de Alavés y Espanyol. Nada le ha salido a derechas al equipo madrileño, con un último partido en el que el VAR le anuló tres goles y en el que Mata, pura fiabilidad, falló un penalti decisivo tras 25 aciertos seguidos en su carrera. Su penitencia consiste en quedarse fuera de Europa la próxima temporada.

Pero antes, habrá que ver cómo asimila el Getafe el bajón antes de retomar la competición en apenas dos semanas contra el Inter de Milán, en octavos de la Europa League y a partido único. Y qué impacto podría tener sobre la continuidad de Bordalás, con contrato en vigor pero también con numerosos cantos de sirena, incluidos los que llegan desde Mestalla.