El Etihad Stadium del Manchester City.

La reintroducción de España entre los países a los que el Reino Unido obliga a una cuarentena no cambia los planes respecto al partido de vuelta de los octavos de final de la Champions que enfrentará al City con el Real Madrid. El Etihad Stadium de Manchester se mantiene como sede del encuentro, programado para el próximo 7 de agosto.

La obligación de un aislamiento de 14 días a los viajeros que lleguen a tierras británicas desde territorio español trae también consigo diversas exenciones. De algunas de ellas pueden beneficiarse los deportistas de élite.

El secretario de Cultura del gobierno británico, Oliver Dowden, ya anunció a principios de este mes de julio que habría algunos deportes que podrían librarse de las restricciones de viaje impuestas por la pandemia. Entre los acontecimientos en cuestión, además de la Champions League, se encuentra la Fórmula Uno (tanto el GP de Gran Bretaña del 2 de agosto como el del 70º Aniversario, también en Silverstone, del 9 de agosto) y los partidos internacionales de cricket.

Fuentes del Ministerio de Cultura, Media y Deportes confirmaron además a Sky Sports que dichas exenciones en cuanto a los acontecimientos deportivos de élite a celebrar en el Reino Unido continúan del todo vigentes. De este modo, la expedición del Real Madrid no tendrá que guardar cuarentena alguna en suelo británico antes del regreso a la Liga de Campeones.

La UEFA, de no mediar un cambio de parecer por parte del Ejecutivo de Boris Johnson, continúa así con el guión establecido. Así que el Real Madrid, que cayó en el partido de ida frente al City de Pep Guardiola (1-2) disputado en el Santiago Bernabéu el ya lejano 26 de febrero, tendrá que intentar levantar la eliminatoria en Manchester -como el resto de duelos, a puerta cerrada-, y no en sedes alternativas que se barajaron en su día, como Oporto o Guimaraes. La final a ocho se disputará exclusivamente en Lisboa.