No era este el mejor momento para que Sergio Ramos se lesionara. El Real Madrid, cuyo nivel defensivo ya sembró serias dudas en Mestalla antes del parón, retoma la competición ante una de las parejas de delanteros más en forma del momento. Nueve goles suman entre Paco Alcácer (cinco) y Gerard Moreno (cuatro) en LaLiga, los dos futbolistas que mejor están plasmando en el marcador el brillante juego de un Villarreal que se ha convertido, junto a la Real Sociedad, en la revelación de este arranque de temporada. No obstante, el valenciano no participó en el entrenamiento del viernes por unos problemas musculares y será duda hasta última hora.

Números que, en cualquier caso, no son ninguna sorpresa. El delantero catalán ya fue el máximo goleador nacional el pasado curso, en el que recuperó el brillo que le había faltado el año de su regreso al equipo castellonense, que realizó el que hasta entonces era el mayor desembolso de su historia para recuperarlo del Espanyol. Veinte millones de euros pagó por Gerard, formado en la cantera amarilla pero a quien Marcelino García Toral no acababa de verle condiciones para hacerse un sitio en el equipo. En el club no acababan de compartir la opinión del técnico asturiano y por eso se reservaron un 50% de sus derechos, lo que abarató su regreso.

Tras un primer año igual de discreto que el del resto del equipo, que acabó peleando por evitar el descenso, Gerard volvió a exhibir la pasada campaña el nivel que había mostrado en Cornellà. A ello contribuyó también la decisión de Javi Calleja de desplazarle hasta el costado derecho, donde puede optimizar su repertorio un futbolista que, además del gol, ofrece un amplio abanico de opciones al juego ofensivo. De paso, daba más equilibrio al equipo aprovechando la disciplina táctica y la capacidad de sacrificio del catalán, cuyo rendimiento le llevó a debutar en la selección a sus 27 años de la mano de Robert Moreno hace ahora poco más de un año. Luis Enrique también ha seguido confiando en él en su regreso al banquillo de la Roja, con la que el delantero del Villarreal anotó el gol del empate del pasado sábado en Suiza.